Riqueza Financiera Vs Libertad Financiera. Las 3 herramientas clave

Riqueza Financiera Vs Libertad Financiera.

Quiero estar en la playa tumbado tomando cocktails, quiero ser millonario, quiero coches, motos, barcos, una gran casa y todo lo que el dinero me pueda ofrecer. También puede ser que desee sentirme bien, libre y no ser un esclavo, quiero sentirme satisfecho y feliz, quiero disfrutar de mis hijos, de mi tiempo para hacer realidad mis proyectos e ilusiones.

¿Qué quieres tú? Vale de acuerdo, ya sé la respuesta ¡¡Lo quiero todo!! ja ja ja…

Los asuntos económicos y los de libertad financiera son casi inseparables, una delgada y frágil línea separan la riqueza económica de la libertad.

Ambas van de la mano, pues la comida, el vestido, la luz, agua y el techo que nos cobija suponen necesidades que no se consiguen con besos y abrazos. Aunque un día tengo que  probar ir a mi supermercado habitual y pagar la compra de la semana dándole un gran abrazo a la persona de la caja a ver qué ocurre…

Para todo ello necesitamos dinero y aunque ser libre es un ideal muy bonito, ¿cómo piensa uno en libertad si necesita comer, vestir, un techo o calentarse en invierno sin dinero? Por mucho que le doy vueltas, dinero y libertad van de la mano, quiero decir que, en mi opinión necesito dinero para ser libre.

Evidentemente hay niveles, en un nivel hay personas que son felices y libres  prácticamente sin posesiones materiales, estando en el lugar que se desean o con la gente que se quieren, otras personas son felices dedicándose a lo que más les gusta, a su pasión. Y por supuesto, en otro extremo, están las personas que solamente son felices con mucho dinero y posesiones, lo que vendría a ser; tener, tener y tener.

Pero como si de la escala de necesidades humanas de Maslow se tratara,  desde el nivel más básico hasta el más alto, el dinero se hace presente, así que, podríamos preguntarnos cuánto dinero es suficiente y cuánto necesito para vivir.

Además, podemos ampliar la escala de forma paralela, es decir, podemos tener todas las necesidades cubiertas pero a qué escala. Nuevamente nos hace falta el dinero.

Intento explicarme, por ejemplo, la vivienda, puedo tener un sencillo apartamento y en vez de comprarlo puedo alquilarlo, pero hay quien no se conforma con eso, si no que para sentirse satisfecha necesita un chalet en las afueras y por supuesto una casa en la playa en el mejor sitio posible.

No es criticar, no me interpretes mal, solamente quiero decir, que para una persona, una misma necesidad puede ser cubierta de manera muy muy diferente.

Está claro que necesitamos dinero para vivir y en ocasiones los deseamos mucho, mucho más allá de lo estrictamente necesario para satisfacer nuestras necesidades básicas. 

Quizá ahí está la clave del dilema, contestar a preguntas como ¿Cuánto dinero quiero? ¿Cuánto dinero necesito? ¿Con cuánto dinero soy feliz? ¿Con qué soy feliz?

Una vez expuesta la idea ya sabes que me gusta dar alguna herramienta al respecto para intentar ayudarte.

Herramienta 1

Como ya he comentado en otros artículos, la lectura, el aprendizaje y la inversión en el enriquecimiento y educación personal son pilares fundamentales para el éxito, la superación y para tener información que nos ayude a tomar decisiones.

Un libro sensacional que tengo de cabecera en momentos que debo contestar a estas  preguntas es este libro Los secretos de la mente millonaria. Cómo dominar el juego interior de la riqueza, de  T. Harv Eker. !!Totalmente recomendable¡¡

Los secretos de la mente millonaria. Cómo dominar el juego interior de la riqueza, de
T.Harv Eker

En la biblioteca de la web, podrás encontrar este fantástico libro.

En este caso, para las personas que buscan ganar más dinero, este libro puede ser muy recomendable para ganarlo y conservarlo.

 “Todos tenemos un patrón personal del dinero arraigado en nuestro subconsciente, y es este patrón, más que cualquier otra cosa, lo que determinará nuestra vida financiera. Puedes saberlo todo sobre mercadotecnia, ventas, negociaciones, acciones, propiedad inmobiliaria y finanzas en general, pero si tu patrón del dinero no está programado para el éxito nunca tendrás mucho dinero; y si, de algún modo lo consigues, ¡lo perderás con gran facilidad! La buena noticia es que ahora, aplicándolas sencillas instrucciones contenidas en este libro, puedes programar de nuevo tu patrón del dinero para que te ayude al éxito económico de una forma natural y automática. ¡Los resultados te sorprenderán!

Herramienta 2

Al programa de Coaching, nos llegan muchos clientes con programaciones, creencias e ideas muy interiorizadas que les limitan enormemente, de esas a las que hace referencia el libro de T Harv Eker que te acabo de recomendar. Por ejemplo, un cliente con su propio negocio, que me decía que más, era más, y siempre sería mejor. Como dicen en mi tierra, burro grande, ande o no ande. Argumentaba que cuanto más tuviera, más posibilidades tenía para comprar y hacer lo que quisiera, y además, le aportaba más prestigio y le hacía sentir más aceptado. O eso creía él.

En su mente la base del éxito radicaba en tener cada vez más y hacer cada vez más. Pero el precio que pagaba era el de no tener tiempo para su salud, para su familia o para él mismo.

Así que, en mi opinión, menos es más. Así de fácil.

Herramienta 3

Continuando con el ejemplo anterior, no digo que el cliente estuviera equivocado, si una persona se siente feliz de verdad, repito, feliz de verdad, pues es respetable al 200%, igual que querer ser rico, tener mucho dinero y prosperar.

Todo es válido y respetable, la clave es encontrar lo que realmente te llena y lo que realmente quieres. ¿En qué punto estás? ¿Qué es lo que buscas? ¿Riqueza, tiempo libre? Insisto, para un momento, recapacita, piensa en lo que realmente te haría feliz. Una vez lo tienes claro, pon marcha las herramientas que te permitan alcanzar ese objetivo.

Creo que el texto se puede resumir en ideas muy sencillas como: busca lo que te hace feliz, cuando ya lo tienes claro, trabaja sobre tus programaciones y limitaciones para llevar a la práctica tu estrategia, y recuerda, muchas veces menos es más.

Como siempre, recomendarte mi Coaching personal, donde puedo guiarte y ayudarte de una forma más personalizada a tus circunstancias. ¡¡Dale caña y vamos a por ello!

IR A COACHING

Comparte este artículo en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp