¿Cómo tributan las criptomonedas?

¿Cómo tributan las criptomonedas?

Es probable que te preguntes cómo tributan las criptomonedas, puesto que la fiscalidad de Bitcoin y otras cripto está dando mucho de qué hablar.

Esto se debe a que la Agencia Tributaria ha establecido una casilla para declararlas, entrando dentro de las obligaciones fiscales en el IRPF y el IP (Impuesto sobre Patrimonio). Recordamos que, desde el año 2015, las criptomonedas están establecidas como medio de pago legal en España.

No obstante, el reglamento europeo de regulación de criptoactivos está todavía en el aire (aunque se está elaborando). Por consiguiente, las criptomonedas no cuentan con una regulación fiscal específica y todo se resuelve según cómo la Administración tributaria lo interpreta a través de consultas vinculantes.

¿Cómo tributan las operaciones de compraventa, transmisión y canje de criptomonedas?

En principio, comprar criptos no es motivo para declararlas. Hacienda considera que únicamente deben declararse en el IRPF las ganancias obtenidas cuando se haga efectiva la venta, siempre, siempre que estas operaciones no sean realizadas en el ámbito de una actividad económica.

La diferencia entre el valor de adquisición y transmisión (venta) de criptomonedas tributa como ganancia patrimonial y se suma a la base imponible del ahorro. Se entiende que la alteración de la base patrimonial se produce en el momento de la entrega de las criptomonedas por parte del contribuyente (independientemente de cuando se obtenga la contraprestación).

Criptomonedas. El 1×1 de la inversión en Bitcoin y Altcoins: Cómo aprender a entender correctamente el Blockchain, invertir en criptomonedas de forma inteligente y conseguir los máximos beneficios, de
William Lakefield

En la biblioteca de la web, podrás encontrar este fantástico libro.

La Agencia Tributaria ha incluido una sección denominada “Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de otros elementos patrimoniales” y una casilla con el nombre “monedas virtuales” para estos efectos.

Ahora bien, ¿qué se entiende por el valor de transmisión? Se establece en la consulta vinculante 1604-18 que será el importe efectivamente satisfecho, siempre y cuando no sea inferior al valor de mercado (deduciendo los gastos propios de la transmisión).

En cuanto al valor de adquisición, dado que las criptos son consideradas homogéneas, se establece que son los bienes transmitidos en primer lugar (criterio FIFO).

No obstante, el intercambio entre diferentes criptomonedas tiene la consideración de permuta y produce una ganancia o pérdida patrimonial (teniendo que ser declarada).

¿Cómo tributa la minería de criptomonedas?

La minería supone un escenario fiscal diferente. Hacienda establece que para proceder a este tipo de actividades es necesaria la ordenación de medios productivos (técnicos, humanos o ambos).

Por este motivo, se trata de una actividad económica (aunque los servicios de minado no están sujetos a IVA) y el contribuyente debe darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE); concretamente en el epígrafe 831.9 (otros servicios financieros n.c.o.p.).

En principio, esta consideración se produjo en la CV 3625-16, haciendo referencia a la minería de Bitcoin. Dos años más tarde, en la CV 2034-18, estableció que las recompensas obtenidas por el minado eran una retribución en especie por realizar un servicio de carácter financiero. El valor de la recompensa será el valor de mercado en el momento en el que se recibe.

Blockchain y Criptomonedas 2022: Bitcoin, Ethereum y Finanzas Descentralizadas (De-Fi): Teoría, Práctica, Estrategias y Ingresos Pasivos, de
Henry D. Stone

En la biblioteca de la web, podrás encontrar este fantástico libro.

Por otra parte, la CV 2670-18 equiparó la minería de Ethereum con la de Bitcoin, puesto que ambas Blockchains utilizan el protocolo de consenso “proof of work” (aunque se espera que Ethereum cambie a “proof of stake” con Ethereum 2.0). De esta forma, por extensión, se aplica a todas las cadenas de bloques con este protocolo.

¿Qué ocurre con el protocolo proof of stake?

En este caso, la minería no se realiza a golpe de fuerza computacional, sino que se requiere depositar las criptos para validar las operaciones.

Se puede realizar una interpretación razonable y entender que, si la actividad requiere de ordenación por cuenta de propia de equipos de producción y/o recursos humanos, podrá ser considerada igualmente como actividad económica.

Criptomonedas para dummies, de
Víctor Ronco Viladot

En la biblioteca de la web, podrás encontrar este fantástico libro.

Si no es el caso, supone ceder criptomonedas para obtener un rendimiento empresarial. Por lo tanto, los criptoactivos actuarán como un capital y los beneficios obtenidos deberán tributar como rendimientos de capital mobiliario (igual que si fuesen dividendos de acciones o intereses de bonos).

¿Y las operaciones DeFi?

De igual modo que ocurre con la minería bajo un protocolo de consenso “proof of stake”, al realizar operaciones financieras con criptomonedas, estas pasan a actuar como un capital que produce rendimientos.

En cuanto al staking, poco más tenemos que decir, puesto que los beneficios por cesión para que otros obtengan un rendimiento al validar operaciones en la Blockchain también tributan como rendimientos del capital mobiliario (pasando a tributar en la base imponible del ahorro).

Cabe la pena mencionar que esto no sólo se aplica en las finanzas descentralizadas (DeFi). Al realizar este tipo de operaciones en Exchanges centralizados también se produce una cesión de capitales a terceros y la fiscalidad es la misma (rendimientos del capital mobiliario).

Pero, ¿qué ocurre cuando prestamos un par de criptomonedas a un pool de liquidez?

Bien es sabido que en el yield farming, se entrega una cantidad determinada de dos criptomonedas (en equivalencia en cuanto a precio de mercado), pero cuando se deshace la inversión se devuelve una composición diferente (por ejemplo, si introduces 5 ADA y 2 BTC, puede que te devuelvan 4 ADA y 2 BTC, dependiendo de cómo evolucione el par).

En esta situación, se deberá contabilizar una permuta, con la consiguiente ganancia o pérdida patrimonial que esto conlleva, de forma independiente de los correspondientes rendimientos de capital mobiliario entre la introducción y retirada de liquidez en el pool.

¿Cómo tributan los airdrops y otras cripto que pueda ganar?

Puede darse el caso de que consigas criptomonedas como recompensa por compartir enlaces, algún programa de afiliados o cualquier otro tipo de acción comercial, promoción, etc.

En este caso, si no existe una relación laboral o actividad económica (ordenación de medios de producción o recursos humanos), la recompensa pasa a ser “ganancia patrimonial no derivada de una transmisión patrimonial” y se integra en la base imponible general del IRPF por su valor de mercado.

En el supuesto de los airdrops (regalos promocionales), si tienen un valor de mercado, también se aplica lo mismo. Si no lo tienen, se considerará que tienes un activo cuyo valor de adquisición es “0”.

Si quieres conocer cómo funciona el mundo de las criptos desde cero, te recomendamos el libro “Criptomonedas para Dummies” (de Víctor Ronco y Carlos Callejo) que puedes encontrar si haces clic aquí.

Comparte este artículo en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp